Master Brand

Seis consejos para viajar con mascota de forma tranquila

Comparte
Intro Text
Cualquier tipo de viaje o vacaciones requiere planificación y cierta organización, sobre todo si piensas llevar a tu perro o gato al viaje. Aprende los puntos básicos para viajar con mascotas con total seguridad, y lograr que tu viaje sea tranquilo y placentero.

Nuestras mascotas son un miembro más de la familia, y nos gustaría llevárnoslas a todos nuestros viajes y vacaciones. Además de preocuparnos de que estén sanas y en buenas condiciones para el viaje, hay que tener en cuenta diversos aspectos para garantizar su comodidad en todo momento. A pesar de que puede parecer algo abrumador, con una buena organización y planificación es posible irnos de viaje o vacaciones con nuestras mascotas, por eso aquí te presentamos algunas recomendaciones útiles.
Content
Image
Perro labrador con chaleco salvavidas en un bote

1. Piensa si este viaje es lo que más le conviene a tu mascota

El punto más importante a la hora de planificar un viaje o unas vacaciones con mascotas es pensar en su bienestar. Al igual que para los humanos, viajar puede ser un acontecimiento estresante para los animales, así que antes de que empieces a planear tu viaje, plantéate las siguientes cuestiones básicas sobre las características de tu mascota:

  • ¿Es un animal que se estresa fácilmente?
  • ¿Es un animal de edad avanzada o de salud delicada?
  • ¿Sufre cuando lo pones en un transportín?

Tú eres quien mejor conoce a tu mascota. Si tienes claro que el viaje puede resultarle una pesadilla, mejor déjala en casa, siempre bajo la vigilancia de una persona de confianza, o con un cuidador.

Asimismo, asegúrate de que tu itinerario sea adecuado para la mascota, de principio a fin: comprueba que los hoteles o alojamientos y medios de transporte (como tren, avión o barco) que vas a usar permitan viajar con mascotas. No reserves ningún servicio de alojamiento o transporte hasta confirmar que aceptan animales.

2. Conoce las normas y leyes de tu lugar de destino

Si vas a viajar con tu perro o gato al extranjero, necesitarás conocer las normas y leyes del país de destino. Para ello, plantéate las siguientes preguntas cuando planifiques tu viaje:

  • ¿El país de destino exige determinada documentación o permisos para la mascota?
  • ¿Qué vacunas hay que administrar a la mascota antes de viajar a ese país?
  • ¿Cuenta tu mascota con un microchip?
  • ¿Hay requisitos de cuarentena? (si es así, ¿cuánto tiempo hay que dejar al animal en cuarentena?)
  • ¿Has comprobado si tu mascota o raza de perro está prohibida en el país al que vas?

Antes de viajar con tu animal, es necesario que visites con suficiente antelación a su veterinario. Algunos destinos requieren pruebas de laboratorio, vacunas específicas y aplicar protocolos de desparasitación.

Además de los aspectos sanitarios, también es necesario que dispongas de su pasaporte y su cartilla de vacunación, y que estén al día.

Los aeropuertos y organismos gubernamentales suelen contar con un departamento específico que regula los viajes con mascotas, es importante que consultes los trámites necesarios al iniciar tus reservas.

3. ¿Cómo vas a llevar a tu mascota contigo?

Si estás planeando viajar en avión, tren o barco con tu perro o gato, lo más seguro es que tengas que llevarlo en transportín (aunque existen algunas excepciones). Esto puede resultar problemático, sobre todo si el animal no está nada acostumbrado a pasar tiempo dentro de estos espacios. Antes de viajar con tu perro, asegúrate de que esté relajado y se sienta a gusto.

Es por ello que deberás, en las semanas y meses previos al viaje, hacer que tu perro o gato se acostumbre al transportín. Coloca los juguetes (o algunos premios) favoritos del animal dentro del transportín para que sienta que es un sitio seguro en donde puede descansar y echarse una siestecita. Si el transportín debe viajar en la bodega de un barco, asegúrate de que el fondo sea impermeable al agua, que cuente con suficiente ventilación y que la cerradura sea muy resistente y segura.

Cuando tengas que viajar con tu perro o gato en avión, deberás comprobar que el transportín cumpla con los requisitos impuestos por la aerolínea y/o la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA).

4. Deberás planificar paradas para que la mascota coma y haga sus necesidades

Si te vas de viaje o vacaciones con tu perro/gato en coche, asegúrate de haber localizado y planificado los sitios en los que te detendrás para que el animal pueda hacer sus necesidades.

Los perros necesitan orinar entre tres y cinco veces al día, pero la frecuencia puede aumentar en caso de que estén nerviosos o hayan estado bebiendo más agua que de costumbre.

Si viajas con tu gato, deberás permitirle que use su arenero cada 4-6 horas. Viajar implica que tu gato se estrese más de lo normal, así que, antes de sacar al animal del transportín, asegúrate de que la zona (o habitación) donde sitúes el arenero no tenga vías de salida (o esté totalmente cerrada), para que no se escape.

En caso de que tu mascota vaya por separado y no viaje contigo, asegúrate de que la jaula o transportín sea lo suficientemente grande como para que haga sus necesidades sin ensuciarse, aun en caso de que tenga que dormir en el mismo sitio. Coloca un pequeño cajón de arena o un empapador en un rincón del transportín, y comprueba que se quede en su sitio y que no se vuelque.

5. Comprende los riesgos sanitarios de viajar con mascotas

Muchos países imponen estrictas normas, por lo que hay que vacunar y comprobar el estado de salud del animal incluso antes de que este pueda entrar al país. Asegúrate de haberte informado adecuadamente y de cumplir con toda la normativa antes de viajar con tu perro o gato a determinados países.

Pide cita con tu veterinario para hablar del estado general de salud de tu mascota y de su aptitud para viajar, así como para que te dé consejos y recomendaciones. También es buena idea conocer con antelación la dirección de los centros veterinarios de tu lugar de destino, en caso de que surja alguna emergencia.

Recuerda que es posible que existan enfermedades y parásitos distintos a los de tu lugar de residencia habitual, por lo que, antes de irte de viaje o vacaciones con tu mascota, conviene pedir consejo al veterinario sobre los productos adecuados para hacer frente a estos riesgos. Es importante tener en mente que algunos parásitos son más frecuentes en algunas zonas que en otras, así que debes ser precavido y administrarle el producto que más se adapte a sus necesidades.

Por ejemplo, si vas a viajar con tu perro a una zona donde la prevalencia de leishmaniosis es elevada, es importante la utilización de productos adecuados para su prevención, como las pipetas Advantix® o el collar Seresto®.

Si tienes pensado irte de vacaciones con tu perro a una zona endémica de dirofilariosis o gusano del corazón, consulta con tu veterinario si es necesario realizar un tratamiento preventivo antes del viaje y a la vuelta de las vacaciones. Este parásito no se distribuye igual por todo el mundo, así que no pienses que es inexistente solo porque en tu lugar de residencia no te hayan hablado todavía de él.

Si el perro o gato va a tener acceso al exterior durante las vacaciones, desparasítalo internamente antes y después del viaje. Pulgas, garrapatas y parásitos externos e internos pueden estar esperando la llegada de tus mascotas para reiniciar su ciclo vital.

Como los parásitos externos no entienden de vacaciones, es importante no olvidar tu rutina de desparasitación habitual. Por eso, si al final decides no viajar con tu mascota y dejar a tu perro o gato en una residencia o con alguien de confianza, es adecuado administrarle el tratamiento antes de dejarlo con las personas que lo van a cuidar, o entregarles a estas personas el antiparasitario habitual. Las pulgas pueden multiplicarse sin control tras unos días sin limpiar la casa a fondo, como cuando nos vamos de vacaciones, o bien debido al contacto de nuestra mascota con otros animales en una residencia.

6. Antes de viajar con mascotas, consigue los artículos fundamentales para ellas

Haz una lista con todos los artículos que necesita tu mascota y cómpralos en tu localidad. Algunos de los indispensables, son:

  • Una chapa o collar de identificación (debe llevar tu número de teléfono, incluido el prefijo de tu país)
  • Platos o cuencos para agua y comida durante el viaje
  • Un cepillo y accesorios de limpieza
  • Alimentos y premios

Además, en la maleta deberías incluir:

  • Uno o dos de sus juguetes u objetos favoritos
  • La correa y arnés, en caso de llevar un perro
  • Si tu mascota toma medicamentos, no te olvides incluirlos
  • La cartilla sanitaria de tu mascota, con los datos al día
  • Una toalla o sábana vieja para proteger los muebles del hotel o sitio donde vayas a alojarte
  • Una foto reciente de tu animal, por si se perdiera

Viajar o irte de vacaciones con mascotas puede ser muy estresante, a menos que tomes todas las medidas adecuadas y lleves contigo la documentación pertinente. Piensa en tu animal de compañía como un miembro más de la familia. Todos viajan con papeles, ¿no es verdad?

Etiquetas
Comparte