Master Brand

La sarna demodécica en perros: cómo detectarla y tratarla

Comparte
Intro Text
Hoy hablamos de la sarna demodécica o demodicosis en perros.
Content
Image
La sarna demodécica en perros

La sarna demodécica canina, también conocida como demodicosis, es una enfermedad cutánea causada por el Demodex canis, un ácaro que se encuentra en los folículos capilares de los perros y los gatos.

Este parásito microscópico suele vivir en la piel de los canes en un equilibrio natural, pero algunos perros —especialmente los que tienen un sistema inmunológico delicado o padecen una enfermedad subyacente, estrés intenso o malnutrición— no pueden controlar su multiplicación. Es entonces cuando surge el problema.

¿A quién afecta la demodicosis canina?

La demodicosis suele afectar a los perros cuyo sistema inmunológico no está preparado para hacer frente a los ácaros, como los cachorros menores de dos años o los animales de edad avanzada.

En el caso de que un perro adulto contraiga esta enfermedad, conviene que el veterinario lo examine para comprobar si sufre otros trastornos que estén debilitando sus defensas y permitiendo la extensión descontrolada de los ácaros.

Por otro lado, a pesar de que la demodicosis es un tipo de sarna, no puede contagiarse de los animales a las personas ni entre animales.

¿Qué lesiones ocasiona este tipo de sarna en los perros?

Esta enfermedad puede presentarse de forma focal o generalizada.

  • La demodicosis focal se produce en una zona puntual, cuando el aumento de los ácaros se localiza únicamente en una pequeña área del cuerpo, normalmente la cabeza y las patas delanteras del perro.
  • La demodicosis generalizada, por el contrario, se da cuando los ácaros colonizan grandes superficies de la piel de nuestro amigo peludo y le provocan lesiones en diferentes zonas.

¿Qué síntomas produce?

Si tu perro sufre sarna demodécica, verás que ha perdido pelo en algunas zonas y que su piel sufre enrojecimiento (de ahí que esta enfermedad también se conozca como sarna roja) o descamación, especialmente en la cabeza (alrededor de los ojos, las orejas o belfos) y las extremidades. En lesiones generalizadas, las áreas afectadas serán mucho más amplias y pueden extenderse por el vientre u otras partes.

El problema puede complicarse si tu perro también sufre una infección bacteriana en los folículos pilosos donde se concentran los ácaros, lo que le producirá picor e irritación (es posible que se cause heridas al rascarse intensamente).

Si sospechas que tu perro puede estar infestado por el ácaro Demodex canis, llévalo a la clínica veterinaria. El veterinario le hará un raspado de piel, una prueba que no es dolorosa. Si al mirar la muestra de piel bajo el microscopio se detecta la presencia del ácaro o sus huevos, el diagnóstico quedará confirmado y se podrá proceder al tratamiento.

¿Cómo tratar la sarna demodécica en perros?

El tratamiento de la sarna demodécica depende de la gravedad. Los casos focales y más benignos pueden tratarse eficazmente con la aplicación periódica de antiparasitarios específicos, ya sea por vía oral o mediante pipeta, durante varias semanas. Las formas generalizadas son más graves y requieren tratamientos de varios meses, tu veterinario te facilitará la pauta a seguir.

Si se interviene a tiempo, la demodicosis suele tener una evolución favorable pero, si no se trata, puede llegar a convertirse en un problema de difícil solución, así que acude a tu veterinario lo antes posible si observas en tu perro los síntomas anteriormente mencionados.

Por lo general, el pronóstico suele ser bueno, aunque las mascotas afectadas por demodicosis no deben tener crías hasta volver a estar sanas, ya que los cachorros podrían adquirirla durante las primeras horas de vida por el contacto directo con la madre.

Comparte