Master Brand

Esterilización y castración de perros: métodos y efectos en la salud

Comparte
Intro Text
Te presentamos los métodos más frecuentes para castrar o esterilizar a un perro macho o a una hembra y los efectos en su salud.
Content
Image
Esterilización y castración de perros

La castración (extirpación de las glándulas sexuales) y la esterilización (evitar que el animal sea fértil, pero conservando sus órganos sexuales) se utilizan para el control de la reproducción y la conducta de un animal, además de para prevenir ciertas enfermedades.

Tipos de esterilización para perros hembra

La técnica que se utiliza con mayor frecuencia para castrar a una perrita es la ovariohisterectomía, que consiste en la extirpación de todos los órganos reproductores internos, es decir, los ovarios y la matriz. De esta forma, se elimina por completo la acción hormonal.

Otra opción es la ovariectomía, que es la extirpación únicamente de los ovarios. Esta intervención puede realizarse mediante laparoscopia, pero, como la anterior, requiere de anestesia general, por lo que la perrita debe estar en buenas condiciones de salud.

Una técnica rápida y menos invasiva es la ligadura de trompas (salpingoclasia), también bajo anestesia general. Pese a que este método de esterilización previene la reproducción, no evita los problemas relacionados con las hormonas, como los embarazos psicológicos o infecciones uterinas. Existen también tratamientos hormonales que inhiben el ciclo reproductivo, pero presentan efectos secundarios frecuentes y a veces graves.

Tipos de esterilización para perros macho

En machos, la orquiectomía es una intervención quirúrgica que consiste en la extirpación de los testículos, lo que elimina la actividad hormonal y todas sus acciones.

Como alternativa, la vasectomía es un método para esterilizar un perro con el que el animal deja de ser fértil, pero puede mantener su actividad hormonal y sexual. Ambos procedimientos se realizan bajo anestesia general y son definitivos.

Por otro lado, desde hace algunos años también existen algunos productos que proporcionan una castración química temporal y que ofrecen un tratamiento reversible.

¿Qué efectos tiene en la salud esterilizar o castrar a un perro o a una perra?

Además de evitar camadas indeseadas, un estudio de la Universidad de Georgia realizado en perros entre los años 1984 y 2004 demuestra que los perros castrados o esterilizados viven en promedio 0,5 años más que los no esterilizados. Ello podría deberse a que la intervención evita el desarrollo de ciertas enfermedades, como patologías en la próstata, tumores mamarios, quistes y enfermedades infecciosas o de trasmisión sexual.

Además, también hay que considerar que con la castración se reducen o eliminan muchos problemas de conducta como el marcaje territorial excesivo, el estrés o la agresividad, especialmente durante el celo.

Por otro lado, es falso que este tipo de cirugía cambie la personalidad de los animales, que cause un aumento incontrolable de peso o que sea una operación de riesgo, pero, en cualquier caso, la persona más capacitada para hablarte sobre las ventajas y posibles inconvenientes de estas intervenciones en tu peludo en particular es tu veterinario.

¿Cuándo castrar a un perro?

En el caso de las hembras, una pregunta frecuente es si es conveniente tener una primera camada antes de la esterilización para evitar un futuro embarazo psicológico. Sin embargo, los embarazos psicológicos se deben exclusivamente a desajustes hormonales tras el período de celo, por lo que criar antes de la esterilización no es necesario.

En general, para machos y hembras, hay quienes recomiendan la esterilización temprana (en el caso de las perritas, incluso antes del primer celo), porque sostienen que puede prevenir el desarrollo de tumores mamarios. Además los cachorros se recuperan más rápidamente de una intervención que las mascotas adultas. No obstante, otros veterinarios se inclinan por esperar a que el animal haya alcanzado la madurez sexual para prevenir la posible incontinencia urinaria asociada a la esterilización.

En todo caso, al igual que con el método de esterilización, lo mejor es hablar con el veterinario de tu mascota para escoger el momento ideal para esterilizar o castrar a tu animal, de acuerdo con sus condiciones particulares.

Comparte