Master Brand

Cuidados para gatos en verano

Comparte
Intro Text
Descubre cómo proteger a tu gato en casa y en la calle durante el verano.
Content
Image
Gato tomando sol sobre el césped

Los gatos se sienten perfectamente felices estando en casa y no suelen tener necesidad de salir, pero aquellos con la suerte de vivir en un hogar con terraza o jardín suelen disfrutar de las buenas temperaturas con paseos por el césped, baños de sol, siestas en la arena o incluso saliendo a explorar y cazar otros animales. Sin embargo, aunque nos pueda parecer que dejar pasear a un gato en la calle en verano aumentará su calidad de vida, siempre debemos tener en cuenta que lo exponemos a riesgos no presentes dentro de casa.

¿Es bueno dejar salir a mi gato?

El principal peligro de dejar explorar a nuestro gato fuera de casa es que se escape. Los gatos domésticos, especialmente si están esterilizados, no suelen alejarse mucho de su hogar porque, por naturaleza, son animales territoriales. No obstante, siempre hay alguno más atrevido que decide lanzarse a la aventura y subirse por los tejados o saltar la valla del jardín.

En estas andaduras podría desorientarse, ser recogido por alguna persona que crea que se ha perdido o incluso sufrir un accidente. Además, el riesgo de atropello es especialmente elevado si vives cerca de una calle o carretera con mucho tráfico.

Así pues, si vas a dejar que tu gato salga de casa, es fundamental que esté identificado con microchip y que lleve siempre una placa segura (que no se pueda desprender o quedar enganchada en algo) con su nombre y tus datos de contacto actualizados.

El peligro de los gatos cazadores de ratones

Los gatos, pese a ser excelentes animales de compañía y haber aprendido a ganarse el alimento, el cariño y la protección de los seres humanos a lo largo de miles de años de convivencia, siguen sin perder su instinto para la caza. Y cuando ese instinto depredador se despierta, nuestro minino puede perseguir a su objeto de deseo con enorme tenacidad, lo que puede incluso causar que se caiga desde lo alto de un balcón o que se aleje, se desoriente y no sepa volver.

Además, durante sus aventuras de caza, tu gato puede toparse con roedores portadores de enfermedades (que pueden transmitirse incluso a las personas). Por tanto, conviene poner freno a su afición a atrapar ratas y ratones. De hecho, la ingestión de roedores también puede provocarle a tu felino una infestación por nematodos.

Otros riesgos de dejar salir un gato a la calle

Igualmente, mientras los gatos están fuera, es probable que se acerquen a otros animales que en los meses de calor suelen tener más parásitos o a matorrales o zonas infestadas de pulgas o garrapatas.

Para proteger a tu gato y a toda tu familia, ponle un antiparasitario externo que ayude a prevenir que los insectos le piquen y desparasítalo internamente de forma regular para evitar trastornos molestos.

Etiquetas
Comparte