Master Brand

Bolas de pelo en gatos: síntomas y tratamiento

Comparte
Intro Text
Los gatos tienen un ritual de higiene: acicalarse el pelo lamiéndoselo para mantenerlo limpio y sano. Es durante este ritual cuando tragan accidentalmente pelo que su sistema digestivo no puede eliminar, y de este modo se forman las “bolas de pelo”, como se las conoce popularmente.
Content
Image
Gato tapándose el rostro con su pata

Aunque es cierto que algunos gatos pueden tragar grandes cantidades de pelo, lo que habitualmente conocemos como “bolas de pelo” no son propiamente eso, sino más bien pelos mezclados con el contenido digestivo, que pueden ocasionar algún que otro trastorno de mayor o menor gravedad.

Los gatos de pelo largo y los que sufren picor en la piel debido a alergias son los más propensos a tragar accidentalmente su propio pelo.

El problema aumenta con la presencia de pulgas en gatos o durante épocas de muda, cuando los gatos desprenden más pelo muerto de lo habitual.

Enfermedades de gatos ocasionadas por la acumulación de pelo digestivo

Los gatos sanos suelen poder eliminar el pelo ingerido junto con sus heces sin sufrir ningún tipo de trastorno.

Sin embargo, si la cantidad de pelo es elevada, si los pelos son largos o si el gato sufre alguna dolencia previa, estas bolas de pelo pueden provocar en los gatos vómitos, estreñimiento y dolor abdominal.

Otros síntomas pueden incluir que tenga el abdomen hinchado o que se comporte raro o esté apático. Es difícil detectar si un gato está enfermo, así que en caso de duda, es recomendable acudir al veterinario habitual para que realice un examen completo del gato.. 

Tratamiento de las bolas de pelo

Para prevenir la acumulación de pelo digestivo, en primer lugar hay que centrarse en reducir las probabilidades de que nuestro gato trague pelo. Esto puede conseguirse cepillando su pelaje y tratando cualquier tipo de picor. También hay que tomar medidas preventivas contra la presencia de parásitos externos en gatos, como las pulgas, etc.

Otra medida recomendable es administrar periódicamente algún producto que facilite la digestión, como la Malta Para Gatos de Sano & Bello.

La alimentación del gato también es un factor a tener en cuenta. Una dieta demasiado rica en hidratos y en cereales puede ser parte del problema, así que deberíamos ofrecer a nuestro gato una dieta más equilibrada. Tampoco está de más ofrecerle probióticos para ayudar a mantener su flora intestinal. Si transcurrido un tiempo tu gato sigue enfermo, estreñido y vomita bolas de pelo, acude cuanto antes a tu veterinario.

Comparte