Master Brand

Ascitis en perros: causas y tratamiento

Comparte
Intro Text
La ascitis en perros tiene cura en muchas ocasiones, pero es un síntoma de que algo no va bien. Aprende a identificarla y cómo reaccionar.
Content
Image
perro escondido en alfombra

La ascitis es una acumulación de líquido en la cavidad abdominal que se produce cuando, por algún motivo, se rompe el equilibrio que mantiene en su sitio a las moléculas y agua que componen los líquidos corporales de un animal.

En los perros sanos, los líquidos corporales se encuentran en el interior de las células de los tejidos, circulando por las venas y arterias, en los vasos linfáticos, etc. No obstante, si por alguna razón se pierde el equilibrio, los líquidos se redistribuyen y acceden a lugares del organismo donde no deberían estar.

Posibles causas de ascitis en perros

Existen diversas causas que pueden dar lugar a este trastorno en nuestros animales de compañía. Entre las más comunes, se encuentran la ascitis en perros por insuficiencia cardiaca, inflamaciones digestivas, hemorragias abdominales, cáncer en algún órgano abdominal o la rotura de la vejiga de la orina.

Síntomas de que un perro tiene ascitis

Los signos clínicos de ascitis en los perros varían dependiendo de la raíz del problema y la gravedad del derrame de líquido, pero pueden exteriorizarse como dolor abdominal, un aumento injustificado del peso, dificultad para respirar, letargo, falta de apetito, vómitos y abdomen distendido.

Estos síntomas pueden ir apareciendo lentamente o de manera muy rápida, en función del origen.

Diagnóstico de la ascitis canina

Si notas líquido acumulado en el abdomen de tu perro, que muchas veces se observa por un aumento del tamaño del abdomen o con mayor esfuerzo a la hora de inspirar, llévalo al veterinario para que lo examinen y le hagan las pruebas necesarias, que pueden ser una radiografía, ecografía, analítica, punción abdominal o análisis de orina para determinar el tipo de líquido acumulado.

Una vez confirmado el diagnóstico, el tratamiento se centrará en la causa subyacente o la compensación del desequilibrio de líquidos.

Recuerda que, en caso de que haya infección, será necesario recetarle antibióticos, pero si la causa es un tumor, podría requerir una intervención quirúrgica. Además, si el perro padece un gran malestar, es posible que recomienden drenarle el líquido del abdomen para que esté más cómodo.

Prevención de las ascitis en perros

Como la ascitis puede tener diversas causas, no hay ningún método infalible para evitarla.

No obstante, las mejores maneras de prevenir la ascitis en canes pasan por alimentar a nuestro animal de compañía con un pienso de calidad, limitando la cantidad de sal que ingiere (puesto que el sodio agrava la acumulación de fluidos corporales), no medicarlo por nuestra cuenta, seguir estrictamente el programa de vacunación recomendado y sacarlo a pasear con la correa para evitar golpes fuertes o traumatismos.

La ascitis en perros es relativamente grave, por lo que es importante prestar atención a los síntomas de tu mascota y contactar al veterinario ante la más mínima duda.

Comparte