Master Brand

Cómo reconocer los síntomas de tenia en perros

Comparte
Intro Text
Detecta a tiempo los gusanos intestinales en perros.
Content
Image
Perro labrador feliz en un campo

Tu perro puede verse infestado por varios tipos de gusanos, incluyendo las especies Taenia y Echinococcus, aunque la más común, Dipylidium caninum, se contrae a través de las pulgas, que transportan las larvas de los parásitos. Por lo general, el perro traga estas pulgas infestadas al asearse o morderse. Pasados entre 20 y 30 días de haberlas ingerido, los gusanos adultos se adhieren a la pared del intestino delgado, donde se alimentan del contenido intestinal del animal y compiten por los nutrientes hasta llegar a crecer potencialmente hasta los 60 cm de largo.

Muchas veces los perros no muestran síntomas evidentes de tener tenia hasta al cabo de mucho tiempo, pero eso no significa que no se pueda detectar a tiempo si sabemos a qué prestar atención.

Importante: la tenia del perro (Echinococcus granulosus) también puede causar enfermedades graves en las personas, y suele afectar sobre todo a los niños, que juegan con sus amigos peludos y se meten en la boca cosas que han estado en contacto con el animal infestado. La prevalencia de esta enfermedad en España no es elevada, pero es importante usar regularmente antiparasitarios internos y seguir unas pautas de higiene en el hogar.

Signos de tenia en los perros


Segmentos de gusanos en las heces

A medida que la tenia crece, libera segmentos con montones de huevos, que pueden verse a simple vista en las heces de los perros. También se pueden detectar alrededor de la zona anal del animal o en su ropa de cama. Estos segmentos parecen granitos de arroz que se mueven. Cuando se secan, parecen pequeñas manchas amarillas duras que se pegan al pelaje de tu mascota.

Restregar el trasero

Si tu perro está infestado, puede arrastrar el trasero por el suelo o morder o lamer la zona para tratar de aliviar el picor causado por la tenia. Sin embargo, recuerda que los perros también pueden restregarse por muchas otras razones, tales como sacos anales bloqueados o irritados, o debido a una inflamación de la piel. Para saber qué está causando la incomodidad de tu perro, llévalo al veterinario.

Vómitos 

A medida que la tenia crece dentro del animal, puede causar vómitos. En ocasiones, pueden verse segmentos del parásito o el parásito entero en el vómito, lo que puede ser síntoma de muchos otros problemas, desde indigestión hasta enfermedades más serias. Si tu perro vomita con frecuencia o tiene otros síntomas, como letargo o diarrea grave, acude al veterinario sin demora.

Pérdida de peso

En los casos de infestación grave por parásitos intestinales, los perros pueden perder peso, aunque coman con normalidad. Esto se debe a que la tenia se alimenta de los nutrientes del estómago del animal.

Al igual que sucede con los vómitos, la pérdida de peso puede tener múltiples causas. Si no hay razones obvias para el adelgazamiento, como un aumento del ejercicio o un cambio de dieta, puede ser conveniente llevar a tu perro al veterinario para que lo evalúe.

Tenias en perros: tratamiento y prevención

Aunque la tenia puede causar síntomas alarmantes, es fácil de tratar y eliminar. Muchos antiparasitarios internos para perros eliminan rápidamente a los gusanos y otros parásitos en el intestino de tu mascota.

Como sucede con la mayoría de las infestaciones, es mejor prevenir que curar. En este sentido, para mantener a tu animal de compañía a salvo de los gusanos planos, puedes tomar una serie de medidas. La mejor es seguir un calendario regular de tratamiento contra las pulgas, ya sea usando un collar o con medicación oral, y, en caso de que los cestodos ya estén presentes en tu perro, eliminarlos con tratamiento interno.

Además, dado que es posible contagiarse comiendo desperdicios o carne cruda de animales infestados, no dejes nunca que tu mascota coma vísceras o despojos y trátala con regularidad con un antiparasitario específico para gusanos planos o cestodos.

También puedes evitar que tu perro contraiga gusanos del tipo Taenia o Echinococcus no dejándolo deambular sin supervisión, de modo que no persiga roedores o conejos, ni entre en contacto con animales muertos, como ovejas o ganado vacuno.

 

Etiquetas
Comparte