Master Brand

Cómo proteger a tu perro de la Giardia spp.

Comparte
Intro Text
La familia de parásitos Giardia spp. en perros puede causar síntomas como diarrea, pérdida de peso y apatía, siendo la especie Giardia duodenalis la que suele infectar a perros y humanos. Si te mantienes alerta y adoptas buenos hábitos de higiene, podrás reducir las probabilidades de infección y mantener a tu perro fuerte y sano.
Content
Image
Perro sentado cerca de un lago

¿Qué es la Giardia spp.?

La Giardia spp. es un parásito protozoo unicelular que infecta por igual a perros y humanos, causando una enfermedad molesta y potencialmente peligrosa.

¿Cómo se infectan los perros con Giardia spp.?

El parásito Giardia spp. aparece en los perros cuando estos entran en contacto con heces de animales infectados o cuando beben agua contaminada que contiene quistes microscópicos de Giardia spp. cuyo origen también son las heces de animales infectados. Dichos quistes pueden vivir durante muchos meses en el agua, aumentando las probabilidades de que otros animales se infecten.

Después de que un perro beba agua contaminada, el parásito se aloja en el intestino del animal, donde puede dañar la mucosa intestinal y ocasionar lesiones si la infección no se trata.

¿Cuáles son los síntomas de la giardiasis en perros?

La giardiasis es la enfermedad que puede presentar un perro cuando se infecta con la Giardia spp., y cuyos síntomas en perros son, entre otros:

  • Diarrea grave
  • Vómitos
  • Sequedad o enmarañamiento del pelaje
  • Pérdida inexplicable de peso
  • Deshidratación

Estos síntomas también son indicativos de otros trastornos en los perros, así que consulta antes con tu veterinario si sospechas de un caso de giardiasis. Por otro lado, hay que tener en cuenta que algunos perros pueden estar infectados con Giardia spp. sin presentar signos clínicos, de manera que pasan a ser portadores de la infección, pudiendo contagiar a otros perros o personas.

¿Cómo se diagnostica la giardiasis?

La giardiasis es una causa frecuente de diarrea en perros, especialmente en cachorros y perros que han pasado tiempo encerrados en una perrera o protectora junto a otros perros. Afortunadamente, existen pruebas relativamente sencillas para su detección, así como tratamientos en forma de comprimidos o jarabes contra la Giardia spp. en perros. En caso de sospechar de infección con Giardia spp., el veterinario tomará una muestra de las heces de tu perro para confirmar la presencia del parásito.

¿Cómo se trata la giardiasis?

En caso de que tu perro esté infectado con Giardia spp. , tu veterinario pondrá al perro en tratamiento y, una vez completado este, le hará una serie de pruebas para confirmar que la infestación ha desaparecido. Si tu perro muestra signos de deshidratación, puede ser que tu veterinario le administre suero para rehidratarlo.

¿Cómo puedo prevenir la giardiasis?

Puedes reducir la probabilidad de que tu perro se infecte con Giardia spp de varias formas:

  • Asegúrate de que tu perro disponga en todo momento de agua limpia y potable para beber. Si tienes pensado salir con tu perro durante varias horas, lleva siempre agua embotellada o una cantimplora, así como un cuenco donde puedas darle de beber.
  • No dejes que tu perro beba agua en lugares públicos comunes, como charcas, ríos, manantiales, fuentes, etc.
  • Mantén a tu perro atado con correa si crees que se escapará para beber agua de lugares públicos comunes.
  • Recoge y desecha las heces de tu perro inmediatamente para prevenir la propagación del parásito, y asegúrate de lavarte bien las manos después.

¿Cómo puedo evitar que mi perro vuelva a infectarse con Giardia spp.?

Si tu veterinario confirma la infección de tu perro con Giardia spp., existe la posibilidad de que tu mascota vuelva a infectarse. Se recomienda que bañes a tu perro regularmente y que desinfectes los cuencos que usas para darle de beber y de comer, así como sus juguetes, a fin de eliminar cualquier quiste residual de Giardia spp.

Estos consejos también son útiles para prevenir una nueva infección con Giardia spp.:

  • Debes estar muy atento de los sitios donde bebe tu perro y, en caso necesario, desinfectar las posibles fuentes de agua.
  • Si tienes otro perro o gato, tal vez debas plantearte hacerle las pruebas pertinentes para descartar que el animal sea portador de Giardia spp. y una fuente de infección potencial.
  • Mantente alerta cuando tu perro se relacione con otros perros en parques, pipicans, clínicas veterinarias, etc., sobre todo si hay fuentes o cuencos con agua.

¿Sabías que...?

Puesto que la Giardia spp. también puede infectar a humanos, es posible que los quistes propagados por los perros infectados lleguen a las personas. Sin embargo, muchas de las cepas de Giardia spp. presentes en perros no tienen ningún efecto sobre las personas.

Etiquetas
Comparte