Master Brand

Cómo localizar una garrapata en tu gato

Comparte
Intro Text
Las garrapatas son parásitos que se alimentan de la sangre del gato, y una vez que llegan hasta la piel del animal, es muy difícil que se suelten, ya que solamente lo hacen tras haber terminado de alimentarse, lo que suele suceder al cabo de varios días. Son muy astutas para esconderse, especialmente en animales de pelo largo, por lo que es difícil detectarlas. Lee nuestro artículo para más información.
Content
Image
Gato blanco caminando sobre la hierba

¿Cómo saber si mi gato tiene garrapatas?

Las garrapatas son muy pequeñas cuando aún no han comido (algunas no son más grandes que un punto ortográfico), pero pueden crecer hasta un centímetro tras alimentarse de la sangre de tu mascota.

Forman parte de la familia de los arácnidos, y se esconden entre la hierba alta y la maleza hasta que pasa un animal o persona, momento en el que se enganchan a su pelo.

Una vez que han conseguido agarrarse, empiezan a alimentarse. La garrapata inserta su aparato bucal en la piel de la víctima y se queda allí, creciendo constantemente, hasta que termina de alimentarse, lo que puede durar varios días.

Normalmente, la pérdida de sangre ocasionada por una sola garrapata no suele suponer un problema para un gato, pero en gatos muy jóvenes o en gatos sénior con muchas garrapatas, la pérdida de sangre sí es un problema que puede derivar en anemia.

Las garrapatas también son capaces de transmitir algunas enfermedades, aunque los perros suelen ser más susceptibles a estas que los gatos. Ten en cuenta además que pueden transmitir enfermedades a tu familia y a ti, así que protegiendo a tus mascotas con un tratamiento contra garrapatas también estarás protegiendo a toda la familia.

Seresto® gato utiliza una novedosa combinación de materiales que permite la liberación constante y adecuada de los principios activos hasta 8 meses. Esto confiere una excelente protección de tu gato, no solo porque elimina las pulgas y garrapatas, sino también porque repele las garrapatas antes de que le lleguen a picar, lo que ayuda a proteger a tu mascota de las enfermedades que estos parásitos pueden transmitir.

Por ello resulta muy importante revisar el pelaje del gato periódicamente para ver si hay garrapatas, sobre todo si sale al exterior o vives en una zona endémica.

  • Pasa los dedos por el pelaje de tu gato. Al tacto, las garrapatas, sobre todo aquellas que han estado alimentándose, son como bolitas situadas en la superficie de la piel.
  • Comprueba minuciosamente las zonas preferidas de estos parásitos en los gatos: orejas, cuello, cabeza y patas. Las garrapatas suelen esconderse entre el pelo largo, pero también prefieren alimentarse en zonas sin mucho pelo, donde les resulta más fácil engancharse.

Así que estate atento por si ves o notas cualquier pequeño bultito. Aunque las garrapatas no son tan difíciles de detectar como las pulgas, son un tipo de parásitos habitual en los gatos y pueden tener el tamaño de un grano de arroz inflado, más o menos. Por lo general, las garrapatas suelen detectarse cuando ya se han adherido a la piel y se están alimentando, pero ocasionalmente puedes encontrártelas caminando entre el pelaje de tu mascota.

Algunas veces las personas confunden pequeños bultos en la piel del animal con garrapatas, pero si se observa bien de cerca, las patas de una garrapata son fáciles de ver, lo que facilita su identificación. Si no estás seguro de que sea una garrapata y te preocupa la salud de tu animal, consulta con un veterinario.

En caso de encontrar una garrapata en tu gato, no entres en pánico, y sobre todo, no intentes arrancarla. No hay necesidad de estresar a tu animal, y lo que debes evitar a toda costa es aplastar o romper la garrapata mientras se está alimentando, ya que eso puede aumentar el riesgo de infección.

Consulta nuestra  guía para retirar con total seguridad una garrapata de tu gato, y toma las medidas necesarias para proteger a todas tus mascotas frente a este parásito con un tratamiento contra garrapatas adecuado. Consulta con tu veterinario para más información.

¿Sabías que...?

Las garrapatas son arácnidos, lo que significa que están emparentadas con arañas y escorpiones.

Comparte