Master Brand

¿Pueden infectarse los gatos con el gusano del corazón? Conoce los riesgos

Comparte
Intro Text
Muchas personas creen que el gusano del corazón solo afecta a los perros, pero la filariosis, la enfermedad que produce este parásito, puede ocasionar problemas de salud también en los gatos. Por eso es fundamental conocer los riesgos y las opciones preventivas.
Content
Image
Un gato corre por un campo de hierba

La mayor parte de los propietarios de gatos toma medidas preventivas contra los parásitos más frecuentes como pulgas, garrapatas y gusanos intestinales. Pero, ¿qué pasa con el gusano del corazón? Que solo los perros pueden infestarse con el gusano del corazón es una falsa creencia muy extendida. Lo cierto es que, por desgracia, tanto los gatos que están siempre dentro de casa como los que tienen acceso al exterior corren este riesgo. Aquí encontrarás toda la información que necesitas para proteger a tu gato de esta enfermedad potencialmente mortal.

¿Cómo se infectan los gatos con el gusano del corazón?

El gusano del corazón en gatos se transmite a través de la picadura de numerosas especies de mosquito. Cuando un mosquito infectado pica e ingiere sangre de tu gato, le inocula larvas de este gusano (son las llamadas microfilarias). Las microfilarias entran en el torrente sanguíneo y se convierten en filarias adultas, el llamado “gusano del corazón”, que se instala en el interior del corazón del gato o bien en los vasos sanguíneos de los pulmones. Cuantas más picaduras de mosquito sufra un gato, mayor será el riesgo de contraer la enfermedad.

Aunque los gatos con acceso al exterior corren mayor riesgo que los que están siempre dentro de casa, debería administrárseles a todos un tratamiento periódico contra el gusano del corazón para evitar la aparición de esta enfermedad, y así estar seguros de que nuestro gato estará protegido.

La distribución geográfica y estacionaria de la enfermedad del gusano del corazón en gatos depende en gran medida de la presencia de los insectos que le sirven de vector o “transporte” al gusano, por lo que en los meses de verano, cuando hay más mosquitos en el ambiente, su capacidad de diseminación y contagio es mayor. Otro factor determinante para la transmisión de la enfermedad es la presencia de animales infectados alrededor de nuestro animal, ya que proveerán a los mosquitos de formas infestantes del parásito.

Hasta hace poco, el riesgo de contraer filariosis se centraba solamente en las épocas del año que permitían la presencia de mosquitos, es decir, en los meses de verano. Sin embargo, recientemente se ha constatado que el mosquito tigre (Aedes albopictus) también es capaz de transmitir la enfermedad. El mosquito tigre no solamente se localiza en lugares húmedos y en los meses de calor, sino que se reproduce de forma excelente en medios urbanos, ya que mantienen el calor durante más tiempo y permiten que los mosquitos continúen su actividad incluso en los meses fríos.

¿Cuáles son los riesgos del gusano del corazón para los gatos?

La filariosis en los gatos difiere de la de los perros, pero los riesgos de salud pueden ser igual de graves.

La enfermedad del gusano del corazón en gatos provoca lesiones importantes no solo en el corazón, sino también en los pulmones, las vías respiratorias y en los vasos sanguíneos cercanos, e incluso puede provocar la muerte súbita del animal. Los signos más frecuentes de la filariosis son problemas respiratorios crónicos como respiración acelerada, tos intermitente y dificultad respiratoria. Precisamente un síntoma importante a tomar en cuenta es la tos recurrente. Cuando las larvas pasan a adultas y llegan al corazón pueden ocasionar la muerte súbita del gato.

Una infección por el gusano del corazón también puede provocar:

  • dificultad para caminar;
  • desmayos o crisis epilépticas;
  • acumulación de líquido en el abdomen.

Si tu gato ha contraído filariosis, puede ser muy difícil tratarla.

¿Cómo puedo evitar que mi gato coja el gusano del corazón?

Para que tu gato se mantenga sano, la prevención es fundamental. Los gatitos corren el mismo riesgo de contraer filariosis que los gatos adultos, por lo que se recomienda que todos los felinos inicien un tratamiento preventivo de desparasitación, como las pipetas para gatos contra el gusano del corazón, lo antes posible.

Protege a tu gato —y quédate tranquilo/a— administrándole todos los meses un tratamiento contra el gusano del corazón. Consulta a tu veterinario para que te de la información necesaria.

Comparte