Master Brand

Seis cosas que puedes hacer antes de acoger a un nuevo gatito

Comparte
Intro Text
Desde la elección de la raza hasta la llegada del gatito a casa, los siguientes consejos te ayudarán a determinar cuál es el gatito más adecuado para tu familia y para ti y qué cuidados necesita un gato desde su llegada a tu hogar.
Content

Decidir traer un nuevo gatito a casa puede ser una experiencia emocionante, pero es solo el principio. Una vez que hayas tomado la decisión, tendrás que elegir al gatito adecuado para ti, preparar tu hogar para el recién llegado y encontrar a un veterinario si aún no lo tienes.

Tómate tu tiempo para planificar todo y prepararte como es debido a fin de que tu nueva mascota disponga de todos los cuidados que necesitan los gatos pequeños para disfrutar de una vida larga, feliz y saludable en su nuevo hogar. Para empezar, sigue estos consejos sobre cuidados básicos antes de acoger a un gato en casa.

Image
Un gatito jugando con un juguete atado a una cuerda

Decide qué tipo de gato te gustaría tener y dónde conseguirlo

Decidir qué tipo de gato te gustaría tener puede resultar una tarea abrumadora. El medio a través del que obtengas al animal influirá en tu decisión, ya sea la adopción a través de una protectora de animales o mediante la adquisición a un criador de confianza. Si decides adoptarlo a través de una protectora de animales, es posible que no dispongan de ejemplares de ciertas razas; sin embargo, el personal del centro te ayudará a encontrar a tu compañero ideal. Si tienes predilección por una raza específica, puede que acudir a un criador sea la opción más adecuada para ti.

Independientemente de si vas a adoptar o comprar un nuevo gatito, hazte las siguientes preguntas antes de elegirlo:

  • ¿Cuántas horas podrás dedicarle?
  • ¿Será un gato de interior o de exterior?
  • ¿Tendrá que convivir con otros animales?
  • ¿Lo quieres de pelo largo o corto?
  • ¿Con qué frecuencia podrás asearle?

Una lista clara de requisitos y preferencias facilitará la búsqueda de un gatito que se adapte a ti y a tu estilo de vida. Además, deberías consultar con tu veterinario o con la protectora de tu localidad sobre los posibles problemas de salud inherentes a ciertas razas.

Asegúrate de que el gatito tenga 12 semanas como mínimo

Los expertos aconsejan que los gatitos permanezcan con su madre hasta que hayan cumplido por lo menos 12 o 13 semanas. A esa edad, el gatito habrá aprendido de su madre habilidades esenciales para la vida, como alimentarse de forma independiente y utilizar el arenero.

Durante ese período, los gatitos también aprenden valiosas habilidades sociales con sus compañeros de camada, por lo que procura no adoptar a un gatito menor de 12 semanas.

Adquiere los artículos esenciales

Antes de la llegada del gatito a casa, deberías contar, como mínimo, con los siguientes artículos esenciales:

  • Una caja, cesta o cama calentita que deberás colocar en un lugar tranquilo para que pueda dormir.
  • Comida para gatos adecuada para la edad y el desarrollo de tu gatito.
  • Cuencos de agua y comida.
  • Un arenero y arena: deberías tener un arenero por cada gato que haya en casa, más otro adicional por si acaso.

Además, también podrías plantearte adquirir los siguientes artículos:

  • Un transportín seguro para trasladar a tu gatito a casa por primera vez.
  • Juguetes y premios  para fomentar la estimulación mental y ayudar en su sociabilización.
  • Artículos para el aseo, como un cepillo y un cortaúñas.
  • Un rascador.
  • Un collar y una placa con tus datos de contacto.
  • Una correa y un arnés si tienes previsto enseñarle a pasear con correa.
  • Un cepillo de dientes y dentífrico para gatos.

Prepara tu hogar para la llegada de tu nuevo gatito

Ten en cuenta que los gatitos son extremadamente curiosos y tratarán de explorar todos los rincones del hogar. Bloquea el acceso a posibles vías de escape o a cualquier tipo de peligro, como productos de limpieza tóxicos, cables eléctricos al descubierto o plantas venenosas para los gatos (por ejemplo, los lirios).

También puedes utilizar productos de limpieza seguros para gatos. Y no olvides que, además de proteger al gatito de los peligros de tu casa, también deberás proteger tu hogar de la presencia del pequeño felino. El uso de un rascador o de un árbol para gatos forma parte de los cuidados de un gato pequeño, ya que le ayudará a liberar su exceso de energía y contribuirá a mantener el sofá y otros muebles a salvo de sus garras en desarrollo.

Elige un veterinario y pide tu primera cita

Un par de semanas después de la llegada a casa del gatito, deberás llevarlo al veterinario para que lo examine en busca de pulgas y gusanos intestinales (y le administre un tratamiento en caso necesario). Deberás preguntarle por el mejor método para controlar la presencia de parásitos, algo que tendrás que ir haciendo a lo largo de toda la vida del felino.

También podrás aprovechar la visita al veterinario para que le haga una revisión general y determine su peso y el estado de sus ojos, oídos y dientes. Asimismo, tendréis que planificar las vacunas necesarias, ya que son un aspecto importante de los cuidados básicos de un gato. Por lo general, los gatitos se vacunan por primera vez a las ocho semanas de vida, y se deben revacunar hasta en dos ocasiones más, separadas por cuatro semanas. Posteriormente deben volver a vacunarse al menos una vez al año, sobre todo si tienen acceso al exterior. También deberías esterilizar a tu gatito una vez se haya desarrollado su organismo.

Es posible que tu gatito ya llevase microchip antes de su llegada a tu hogar; de lo contrario, deberás solicitar la colocación del microchip lo antes posible al veterinario. El microchip es un recurso indispensable para asegurar que tu gato no permanezca perdido durante mucho tiempo en caso de que alguna vez se aleje demasiado de casa. La implantación del microchip en gatos es importante, por lo que te recomendamos que consultes a tu veterinario para que te dé toda la información, especialmente en cuanto a las normativas vigentes respecto al censo de gatos. Es probable que en tu comunidad autónoma haya algún organismo que disponga de un archivo de identificación de animales. Si no sabes qué organismo hay en tu comunidad, puedes consultar la web de la REIAC (Red Española de Identificación de Animales de Compañía).

Prepárate y fórmate

Los cuidados de un gato en casa son mucho más que darle mimos y hacerle fotos bonitas. Adiestrar y cuidar a tu nuevo gatito puede ser una tarea estresante y agotadora. Ten en cuenta que podrías pasar más de una noche en vela intentando que se adapte a su nuevo hogar, y que podría producirse algún «accidente» durante el proceso de aprendizaje del uso del arenero y el rascador.

Los gatos son curiosos, independientes y grandes exploradores, por lo que es importante establecer algunas reglas básicas desde el principio. Aunque es probable que se produzcan contratiempos por el camino, a la larga, adoptar un gatito será una de las mejores decisiones que puedas tomar, ¡y serás recompensado con infinitos ronroneos y maullidos de felicidad!

Etiquetas
Comparte