Master Brand

Qué hacer si un perro se pierde

Comparte
Intro Text
Aquí recogemos algunos consejos sobre cómo encontrar a un perro perdido.
Content
Image
Qué hacer si un perro se pierde

Llegas a casa y tu perro no está: es el inicio de tu peor pesadilla. Ante todo, mantén la calma y actúa con rapidez.

Cuando nos vamos de casa y dejamos a nuestro perro solo, pueden pasar muchas cosas, pero, si tenemos jardín, podría darse el caso de que escape, especialmente los machos, que muchas veces siguen el rastro de las feromonas de una hembra en celo. También pueden lanzarse a perseguir lo que consideran una presa y llegar a recorrer grandes distancias.

La ansiedad causada por la separación o un entorno estresante (por ejemplo, con ruidos fuertes) también puede provocar que tu amigo peludo salga a explorar para intentar encontrarte. Si se trata de un cachorrito o de un animal poco familiarizado con el entorno, quizá no sepa encontrar el camino de vuelta a casa.

Otras causas que pueden llevar a un perro a escaparse pueden ser que esté acostumbrado a pasear sin correa o que haya sufrido algún episodio traumático que le haya generado miedo.

En realidad, basta con un simple descuido, como una puerta mal cerrada, para que tu amigo inseparable pueda escapar.

Cómo buscar a un perro perdido

Busca dentro de casa

Antes de salir corriendo a buscar a tu mascota por toda tu zona, asegúrate de que no está en algún escondite dentro de casa. Para ello, te resultará muy útil tentarlo con galletas o juguetes. Llámalo con un tono de voz tranquilo, puesto que, si te nota angustiado, podrías asustarlo aún más. Escucha atentamente por si lo oyes llorar, ya que quizás esté atrapado y no pueda salir.

Sal a buscar por la zona

Si ya has descartado que tu mascota esté en casa, sal a buscarla. Empieza por el jardín, de tenerlo, y los alrededores más inmediatos, y pregunta a los vecinos si lo han visto. Es importante que lleves una fotografía que ayude a identificarlo.

Lo ideal es que dejes a alguien en casa para que te pueda avisar si tu compañero peludo regresa. También conviene dejar algo que tenga tu olor fuera de casa, como una pieza de ropa o incluso alguno de sus juguetes, ya que podría ayudarle a seguir el rastro y volver.

Ve a los lugares por los que soléis pasear y amplía poco a poco el rango de búsqueda. Involucra a la mayor cantidad de personas posible, ya que las probabilidades de encontrarlo son mayores durante las primeras 12 horas.

Otras medidas para encontrar un perro perdido

Si, llegados a este punto, no has encontrado a tu fiel compañero, es buena idea denunciar la desaparición a la Policía o la Guardia Civil, así como avisar a protectoras, refugios locales, centros de acogida de animales y clínicas veterinarias cercanas.

Prepara un cartel de perro perdido con una foto nítida y reciente de tu mascota, en el que conste también tus datos de contacto, y colócalo en sitios visibles cerca de casa. Publica esta informacion en tus redes sociales y pide a tus amigos y vecinos que tambien lo hagan, es una forma muy rápida de llegar a mucha gente, y no olvides publicar una foto reciente. Si tu mascota sufre alguna enfermedad, no olvides mencionarlo.

Qué hacer cuando se pierde un perro con chip

Es importante comunicar la desaparición al Registro o Archivo de Identificación de Animales de Compañía de tu comunidad, cuyos datos de contacto están en internet. Ten presente que, aunque hay una base datos nacional (REIAC), en la práctica cada Comunidad Autónoma gestiona sus propios datos, por lo que, si tu perro se pierde mientras estáis de visita en otra región, es conveniente que lo notifiques en ambas comunidades.

Desafortunadamente, es en estos momentos cuando más nos alegramos de haberle puesto el microchip a nuestros perros y haber mantenido los datos de contacto actualizados.

Si consigues localizar a tu perro, toma la iniciativa para que no vuelva a perderse. A partir de ahora, ponle un collar con una placa donde conste su nombre y tu teléfono; utiliza la correa durante vuestros paseos y familiariza a tu animal de compañía con los alrededores para que sepa volver en caso de extraviarse.

Por supuesto, ¡cierra bien las puertas, las ventanas o cualquier lugar por donde pueda escaparse de nuevo! Y no le regañes, seguro que ha estado tan asustado y angustiado como tú, una dosis de mimos os ayudará a los dos.

Etiquetas
Comparte