Master Brand

La manera adecuada de jugar con tu gatito

Comparte
Intro Text
En este artículo te contamos cuál es la mejor forma de jugar con tu cachorro de gato y te proponemos algunos juegos y juguetes para gatos pequeños, ya que no solo se trata de divertirlo y mantenerlo entretenido: el juego es fundamental para que tu gatito se desarrolle física y mentalmente, adquiera coordinación y se socialice.
Content
Image
Gatito jugando con un juguete para gatos

La importancia de jugar con tu gatito

Desde un punto de vista biológico, los gatos nacen con instintos muy fuertes que les ayudan a asegurar su supervivencia. En la actualidad, los gatos domésticos no necesitan hacer uso de instintos como cazar o esconderse para sobrevivir, pero los sacan a la luz durante el juego. El tiempo dedicado al juego permite poner en práctica estos instintos, que vemos claramente cuando el gatito acecha, ataca o captura a su «presa» de juguete.

Un cachorro de gato que ha sido separado muy pronto de la camada podría no haber aprendido este comportamiento de forma adecuada, así que es tu turno para ayudarle a jugar bien. Aquí te enseñamos cómo educar a un gato bebé a través del juego.

Juegos adecuados para gatos bebés

A los gatitos les encanta acechar, trepar, esconderse y abalanzarse sobre objetos y compañeros de camada, así que deberías tratar de incorporar estos elementos a los juegos de los cachorros. Te damos algunas sugerencias:

  • Utiliza juguetes de gatos adecuados, como varitas con plumas, cañas de pescar para gatos y punteros láser, para los ejercicios de perseguir y cazar. (Nunca apuntes con la luz directamente a los ojos del gato, podrías hacerle daño, y deja siempre que acabe alcanzando a la «presa»).
  • ¡No utilices las manos para jugar! ¡Las manos son para acariciar y hacer mimos!
  • Pon al alcance de tu gatito una estructura elevada para que pueda trepar y desarrollar su equilibrio y motricidad.
  • También deberás suministrarle como mínimo un par de rascadores distribuidos por la casa donde pueda afilarse las uñas. Esto, además, permite proteger tus muebles.
  • Dale juguetes para gatos que le sirvan de «presa» para que pueda practicar saltando y acechando.

Juguetes populares para gatos pequeños

Los gatitos disfrutan tanto de los juguetes como los niños. Aquí te presentamos algunos de los más populares:

  • Ratones o pelotas de felpa: sirven para ser lanzados, perseguidos y atrapados. Solo asegúrate de que los juguetes estén diseñados para gatos, a fin de evitar cualquier desprendimiento y riesgo de que tu mascota se ahogue.
  • Cajas laberinto: estos juguetes para gatos están hechos pensando en la curiosidad y agudeza mental del animal. Puedes estimular su uso poniendo dentro algunas croquetas o premios para gato.
  • Palitos con plumas, cuerdas y cintas: estos juguetes de gatos estimulan su instinto natural de persecución y caza. Ten cuidado al jugar con cuerdas y cintas, ya que podrían enredarse alrededor del cuello del gatito o podría ingerirlas, con los consiguientes problemas intestinales.
  • Cajas de cartón, túneles y bolsas de papel: son fantásticos para jugar al escondite. Nunca uses bolsas de plástico, porque hay riesgo de asfixia para el gato, y asegúrate de que no tengan asas, para evitar que puedan meter la cabeza por allí.

Otra advertencia: nunca uses los dedos de tus manos o pies como juguete. Establecer este límite ayuda a prevenir que tu gato, cuando crezca, ataque estas partes del cuerpo. Si tu gatito comienza a mostrar ciertas conductas agresivas hacia ti (como esconderse y acecharte o lanzarse a tus pies o piernas cuando caminas), deberías quedarte muy quieto y después distraerlo con un juguete.

La mejor hora para jugar con tu gatito

Los cachorros de gato están muy despiertos a primera hora de la mañana y también por la tarde, antes del anochecer. Deberías aprovechar esos momentos para jugar con tu gatito. Usa su juguete favorito y no prolongues demasiado las sesiones de juego: con entre 10 y 15 minutos, 2 veces al día, basta para satisfacer al gato. El resto del tiempo lo dedicará a explorar y jugar por su cuenta, o bien durmiendo.

Lo que hay y no hay que hacer durante el juego

Lo que se aconseja hacer:

  • Realizar sesiones de juego cortas, de entre 10 y 15 minutos, es tiempo suficiente.
  • Permitir que tu gato coja y atrape el juguete al finalizar cada sesión, con el fin de satisfacer su instinto cazador.
  • Poner a su disposición una variedad de juguetes para gatos. Especialmente los que simulan ser una presa (como ratones).

Lo que se desaconseja hacer:

  • Nunca uses los dedos de las manos o los pies como juguetes durante el juego. Si lo haces, tu gato podría desarrollar un mal hábito y, además, podría hacerte daño.
  • Nunca grites ni golpees al gatito cuando este muerda o se abalance sobre algún objeto. Eso hará que te coja miedo.
  • Nunca fuerces al gato a jugar o a que aprenda cosas («adiestrarlo»). No todos los gatitos son iguales: algunos prefieren jugar más, otros menos. Así que depende de ti encontrar el equilibrio adecuado para tu mascota.

Conocer las claves sobre cómo educar a un gato bebé para que juegue de forma amistosa no solo te ayudará a evitar rasguños y mordiscos no deseados en el futuro, también permitirá desarrollar las habilidades sociales adecuadas del animal, así como su coordinación y reflejos. Asegúrate de que las sesiones de juego sean cortas y positivas, y tu gatito se convertirá en un gato sano y feliz.

Etiquetas
Comparte