Master Brand

Alimentación de cachorros de perro y gato: consejos de nutrición esenciales

Comparte
Intro Text
Descubre qué comida debes dar a un cachorro de perro o gato para ofrecerle una dieta equilibrada y rica en nutrientes, con qué frecuencia alimentarlo y cuáles son los alimentos prohibidos para perros y gatos.
Content
Image
Cachorros de perro y gato rozándose con las narices sobre la hierba

Tanto los cachorros de perro como de gato necesitan una dieta equilibrada que les permita crecer y desarrollarse. Su alimentación debe cambiar y variar dependiendo de la edad, y las necesidades nutricionales de cada especie son diferentes. Ofrecer a tu cachorro de gato o perro comida saludable y rica en nutrientes ayudará a sentar unas bases sólidas para su crecimiento, reservas de energía y salud en general. 

Una dieta equilibrada para los cachorros de perro

Para que un perro crezca sano y feliz, es fundamental proporcionarle una dieta completa y equilibrada. A la hora de elegir comida para cachorros, tienes que fijarte en los ingredientes, la cantidad de las raciones y la calidad de los alimentos. A continuación te presentamos una guía breve sobre alimentación de cachorros que te será de utilidad.

Comida especial para cachorros

Existen dietas secas comerciales nutritivas y de alta calidad diseñadas especialmente para la alimentación de los cachorros (comúnmente llamadas “piensos”). Suministran los nutrientes necesarios para contribuir a su rápido crecimiento. 

Comida especial para determinadas razas y tamaños

Asegúrate de dar a tu cachorro de perro o gato la comida adecuada según su tipo de raza o tamaño ya que, de esta forma, le estarás proporcionando la cantidad correcta de alimentos sin hacerle ganar peso de forma desproporcionada durante el crecimiento. 

Agua limpia

Es indispensable poner al alcance del cachorro agua limpia y fresca. Evita a toda costa la leche, ya que produce diarrea. Recuerda cambiar de forma regular el agua del cuenco, al menos una vez cada día. 

Evita darle comida para personas

Los alimentos pensados para humanos son una causa muy frecuente de problemas cutáneos, alergias y obesidad en perros. Los alimentos ricos en grasas, como los embutidos y el beicon, son la principal causa de pancreatitis en perros y deben evitarse a toda costa.  

Más información: consulta con tu veterinario para que te dé consejos acerca de cómo cuidar los dientes y las encías de tu cachorro. Hay dietas y alimentos especiales que permiten mantenerlos fuertes y sanos. Los hábitos instaurados desde que son cachorros deben conservarse a lo largo de toda la vida del animal. 

Con qué frecuencia deberías alimentar a tu cachorro

Ponle de comer a intervalos regulares a lo largo del día y, cuando cambies la comida de cachorro por comida de adulto, hazlo de forma gradual para evitar problemas digestivos. 

A continuación te mostramos algunas pautas de alimentación de cachorros: 

  • Ponle de comer tres o cuatro veces al día hasta que cumpla 12 semanas de edad. 
  • Ponle de comer dos o tres veces al día cuando tenga entre 12 semanas y 6 meses de edad. 
  • Ponle de comer una o dos veces al día cuando tenga más de 6 meses de edad. 

Alimentos que no deberías dar a tu cachorro

Los alimentos que no están diseñados específicamente para cachorros pueden provocar problemas de salud en tu joven mascota. No alimentes a tu cachorro con:  

  • Comida para perros adultos (no aporta los nutrientes necesarios para un perro en crecimiento) 
  • Restos de comida de personas (tiene un contenido elevado en grasas) 
  • Huesos cocidos (pueden fracturarle los dientes y perforarle u obstruirle el tracto digestivo) 

Asimismo, deberías evitar los siguientes alimentos prohibidos para perros (son tóxicos para ellos): 

  • Chocolate 
  • Cebolla 
  • Ajo 
  • Aguacate 
  • Nueces 
  • Uvas  

Los premios para perros son mucho más saludables que los tentempiés destinados a la alimentación humana, y a ellos les saben igual de bien. 

Image
Gatito caminando en el césped

Los cachorros de gato necesitan una dieta completa y equilibrada

Al igual que los cachorros de perro, los de gato requieren nutrientes especiales, así como un horario regular de comidas. 

Para ayudarles a conseguir un crecimiento adecuado y un buen estado de salud durante toda su vida, sigue nuestros consejos para una buena nutrición.

Qué darle de comer a un gato bebé

La nutrición es especialmente importante durante el primer año, y en el mercado hay comida específica para cachorros de gato. 

Raciones pequeñas

Alimenta a tu gatito con raciones pequeñas, y nunca lo sobrealimentes, ya que puede sufrir diarrea, vomitar y volverse obeso. 

Agua limpia

Asegúrate de que tu gatito tenga acceso siempre a agua limpia y fresca, y cámbiala constantemente. 

Ofrécele una zona tranquila y segura donde comer

Procura alimentar a tu gato bebé en un zona limpia, segura y alejada del ruido. 

Habla con tu veterinario para saber qué darle de comer a un gato bebé. A pesar de que a primera vista la comida casera puede parecer la mejor opción desde un punto de vista nutritivo, carece de ácidos grasos omega 3, necesarios para el correcto desarrollo de su sistema nervioso y ocular, y su uso podría dar lugar a un déficit de taurina, lo que puede provocar ceguera e insuficiencia cardiaca en los gatos.

La comida de alta calidad diseñada para cachorros de gato cuenta con el perfecto equilibrio de nutrientes esenciales, aminoácidos, vitaminas y minerales. Es recomendable que leas y analices la etiqueta de cada producto antes de comprar un nuevo tipo de comida para tu gato, independientemente de su edad, para asegurarte de que sea completa y equilibrada. 

En caso de que quieras cambiar la dieta de tu gatito o hacer la transición a la comida de gato adulto, hazlo gradualmente durante una semana para evitar irritaciones estomacales. 

Con qué frecuencia deberías alimentar a tu gato bebé

Fijar un horario de alimentación ayudará a tu gato a desarrollar buenos hábitos alimentarios durante toda su vida y a evitar que coja sobrepeso.  

A continuación te presentamos algunas pautas de alimentación de cachorros de gato: 

  • Tres comidas al día cuando tenga entre 3 y 6 meses de edad. 
  • Dos comidas al día cuando tenga más de 6 meses de edad. 

Alimentos que no deberías dar a tu gatito

Para prevenir posibles problemas de salud, nunca le des a tu gato:  

  • Leche y productos lácteos (la mayoría de los gatos es intolerante a la lactosa) 
  • Atún (una dieta basada principalmente en atún puede dar lugar a desnutrición y envenenamiento con mercurio) 
  • Restos de comidas y huesos (la grasa de los alimentos humanos causa problemas digestivos, y los huesos pueden astillarse o romperse en el tracto digestivo, bloqueando y lesionando los intestinos) 
  • Comida para perros adultos o cachorros (no tiene los nutrientes adecuados para gatos) 

Algunos alimentos prohibidos para gatos y cachorros de gato que deben evitarse a toda costa son: 

  • Alimentos y bebidas con cafeína 
  • Chocolate 
  • Uvas y pasas 
  • Cebolla y ajo

Una buena alimentación de cachorros es el primer paso para contribuir al bienestar de tu nueva mascota. Consulta con tu veterinario para elaborar juntos el plan de vacunación de tu joven mascota y poner en marcha un  programa de protección y prevención de los parásitos  que proteja al animal de posibles infecciones por parásitos en su nuevo hogar. 

Comparte